ALSANCIA Y SU ENCANTO EN 4 DÍAS

Alsacia y Lorena, una de las regiones más bonitas de Francia

¿Alguna vez te han dicho aquello de que no sabes lo que es hasta que lo ves con tus propios ojos? Claramente esa frase es perfecta para describir la región de Alsacia, cualquier adjetivo se queda corto. Son muchos los destinos a los que puedes ir; sin embargo, Alsacia ha entrado del tirón entre uno de los más bonitos.

Alsacia, región histórica y antigua región de Francia, en enero del 2016 se incorporó  a la región del Gran Este (Grand Est). Como entidad administrativa, abarcaba los départament de Haut-Rhin («Alto Rin») y Bas-Rhin («Bajo Rin»), ya que limita con las montañas de los Vosgos al oeste y el río Rin al este. Además de su uso como vía fluvial, el Rin se utiliza para generar energía hidroeléctrica, y en sus orillas se encuentra una central nuclear, en Fessenheim.

La historia de Alsacia es sumamente interesante, esto es debido a que se trata de una región que fue gobernada en diferentes periodos por Alemania; por lo que encontrarás mucha mezcla entre la cultura francesa y alemana (sobretodo en los nombres de los pueblos o en su gastronomía).

Es una de las regiones más fértiles de Europa central, de ahí su gran producción de vinos blancos como el Riesling, el Gewürztraminer, el Sylvaner, el Auxerrois y el Pinot Blanc, y sus colinas están decoradas por sus frondosos bosques, principalmente de abeto, haya y roble (un espectáculo en otoño). La región también es conocida por sus espárragos y el foie gras.

CÓMO LLEGAR

Sin contar la cordillera de los Vosgos, Alsacia es una región bastante industrializada por lo tiene una red urbana bien desarrollada y con buenas comunicaciones por carretera sin pagar peajes. También hay un aeropuerto regional en Estrasburgo y varios cercanos en coche (nosotros volamos al aeropuerto de Frankfurt Hanh).

CUÁNDO VIAJAR

Se trata de una zona industrial pero sin duda TURÍSTICA. ¿Eso que significa? Que debes preparar tu viaje con antelación si no quieres pagar un dineral por los alojamientos.

La temporada baja comienza desde septiembre a noviembre; y después, desde febrero hasta abril. En esta época los precios bajan y encontrarás los pueblos menos masificados pero no habrá festivales que visitar. Si no te gusta especialmente la navidad te aconsejo que vayas en esta época si no quieres volver con resaca de navidad.

La temporada alta comienza desde diciembre a enero, ya que es muy famosa por su decoración y mercadillos navideños (son realmente un sueño para los amantes de la navidad). Lee más sobre que ver en navidad en Alsacia en este post.

La temporada media va desde marzo a septiembre; es decir, en verano.

IMPERDIBLES

Debido a lo antigua que es la región, hay mucho que ver. Por lo tanto, no importa demasiado el destino que decidas visitar, ya que cada uno de ellos tiene su propio encanto. Yo te recomiendo madrugar para ver Colmar, Estrasburgo y Eguiseim sin tanto bullicio de gente y después visites 1 o 2 pueblos más por las tardes antes de que anochezca. Ten en cuenta que en invierno anochece pronto (sobre las 16-17h, por lo que es genial para ver los mercadillos y las luces navideñas si vas en Navidad). Te recomiendo encarecidamente visitar las ciudades tanto de día como de noche, te aseguro que no parecen los mismos lugares.

  1. Visita Estrasburgo, tanto de día como de noche. Es una ciudad PRECIOSA y llena de vida. La llaman la capital de la navidad y no en vano. UN MUST.
  2. Colmar. ¿Quieres ver una ciudad de cuento? La tienes a tu alcance. Sin duda MI FAVORITA.
  3. Riquewihr.
  4. Ribauville. No te pierdas su mercado medieval en navidad (sólo los fines de semana), es de lo más original y diferente de la zona.
  5. Eguisheim
  6. Kaysenberg

SI TIENES TIEMPO…

Mont Saint-Odile

Castillo

Turckheim

Obendai

Colmar
La joya de la corona

Estrasburgo
Capital de la navidad

Riquewirh

Ribauville

Kaysenberg
2016

Advertisement

¿Dónde comer y salir en Oporto? Restaurantes y bares

Tras un día paseando por las cuestas del mercado de bolhão, trindade, Clérigos o la ribeira te habrá entrado el apetito y la sed de una buena super bock. Te traigo recomendaciones de lugares que no deberías perderte y que pueden completar tu visita de una forma muuuuy apetitosa.

Donde comer

En rasgos generales puedes leer sobre gastronomía portuguesa y los platos más típicos en este post. Concretamente en Oporto, te recomiendo los siguientes restaurantes imperdibles (te dejo abajo un mapa con todas las ubicaciones). A disfrutar!

  • Café almada: para picar platos portugueses a precio super barato (Low cost).
  • Museu d’Avó: para probar petiscos (tipo tapas) en un ambiente tradicional. Muy rico el bacalao con natas.
  • Obica: Italiano.
  • Peixe grelhado a la zona de Matosinhos (pescado según lonja). Buscar en internet calle heróis da França y están todos por allí.
  • Nogueiras’ Porto. Comida fusión, los postres son increíbles (de hecho yo siempre he ido solo a merendar y no tiene desperdicio).
  • Casa Guedes. Venden su tradicional “Sandes de pernil con queijo da serra”. Super tradicional, suele tener bastante cola.
  • Café Santiago: un clásico para probar la francesinha.
  • Café majestic: un lugar de lo más instagrameable, con su encanto romántico y clásico, aunque no es el más “barato” de la ciudad.
  • Terraza base (más en verano): Perfecto para tomar algo con vistas a la torre de los clérigos en un ambiente sunset.
  • Churrasqueira paraíso: El nombre lo dice todo con una relación calidad precio inmejorable. En Portugal es tradicional comer churrasco de pollo (frango en portugués).
  • Alfândega d’ouro: Para comer francesinha en horno de Leña con vistas a la Ribeira.
  • Impar (Rúa das flores).
  • The yeatman: si lo que buscas es un restaurante TOP. Tiene una estrella Michelín y aunque sea para tomarse sólo un cocktail merece la pena porque tiene unas vistas a todo el río Duero increíbles, eso sí, se sube mucho del presupuesto medio de una cena en Oporto.
  • Elebe entreparedes. Comida de autor con un toque más modernista. Hay otros dos más de a pie en el centro pero ese es el mejor.
  • Hamburguesas: Munchie, Baixaburguer o Real hamburgueria.
Francesinha

Dónde salir

  • Zona de bares: Baixa, rua Galerías de Paris, zona de Café Piolho, Ribeira (especialmente los lunes).
  • Discotecas (Fé, eskada, Boîte, Vila Porto, Alfândega Porto, música española y ambiente erasmus en More Club)
  • Adega sports bar (con pantallas de deportes, futbolín dardos etc) muchas cervezas artesanas y Adega Leonor (ofertas estudiantes).

Cómo ir de Praga a Viena

Como bien sabrás el triángulo Praga-Viena-Budapest es uno de los road trips con más encanto de Europa. Al tratarse de ciudades no muy grandes y relativamente cercanas entre ellas hacen que cada vez más viajeros aprovechen para visitarlas en un sólo viaje. Además, las tres ciudades tienen buenas comunicaciones low cost en avión, por lo … Continue reading Cómo ir de Praga a Viena

Qué comer en Portugal – Los platos que NO te puedes perder

Como buena amante de Portugal y de la gastronomía no he podido dejar de escribir estas recomendaciones. La gastronomía lusa es muy variada y bastante saludable, muy basada en el producto del mar, carne arroz y verduras. Un consejo, nunca pidas en exceso, las raciones en casi todos los restaurantes pecan de copiosos y no es extraño ver en las cartas la posibilidad de pedir “1/2 dose” (media ración), lo que ya es indicativo de que los platos son abundantes.

OJO. En Portugal es común que antes de pedir te sirvan en la mesa algún que otro aperitivo (pan con paté o queso, aceitunas, etc.). Si no los quieres probar, según te los pongas avisa de que no los quieres o apártalos para que vean que no los vas a tocar, en caso contrario te los incluirán en la cuenta.

No olvides pasar por alguna pastelería, los duces de Portugal son increíbles y muy variados,

1. Bacalao, bacalhau y bacalhau en todas sus formas. Un refrán portugués dice que hay más recetas con bacalao que días en el año. El bacalhau puede convertirse en los famosos “bolinhos de bacalhau o pataniscas” desmenuzado y crujientes por fuera. El lugar estrella para comerlas es en la Casa Portuguesa do Pastel de Bacalhau (Oporto), donde las encontrarás rellenas de queijo da serra, insuperable probar uno para comer con vistas a la torre dos Clérigos. No dejes de probar el Bacalhau à braz, desmenuzado con cebolla y patatas paja (en la zona de Valença do Minho lo hacen expectacular); bacalhau com natas (“casa Avô” en oporto o en “O tripas” en Aveiro), bacalhau ao Zé (con mayonesa al horno) o bacalhau à Braga (con cebolla y pimiento).

2. Peixe grelhado. Que Portugal es un país pesquero no tiene discusión. El pescado está catalogado como uno de los productos estrella del país. Goza de una calidad excepcional. Durante años, Portugal ha sido considerado uno de los países europeos, junto a España, donde más elevada es la tendencia a tomar productos del mar. Sardinas, lubinas, doradas, carapau… Encontrarás productos frescos especialmente en zonas cercanas a los puertos. En la zona de Matosinhos, Viana do Castelo, Caminha, Vila do Conde encontrarás pescado al peso y muy bien de precio. Lisboa es tierra de sardinas en São Antonio y Oporto en São João, sus fiestas patronales, donde las encontrarás a la venta en todos los rincones de la ciudad.

3. Francesinha. El plato característico en Oporto por excelencia. Es una bomba calórica compuesta de pan de molde relleno de un filete de ternera, fiambre, chorizo, salchicha y cubierto por queso, huevo frito a elección y el famoso “molho de francesinha” con su saborcillo picante. O la odias o la amas, yo soy de las segundas. Lo ideal es comerla hecha al horno de leña, recomiendo “Alfândega d’Ouro”, en Oporto, por sus excelentes vistas a la ribeira y su receta tradicional. Sino, siempre puedes ir a Café Santiago, famoso por presumir de las mejores francesinhas de la ciudad.

Podrás encontrar francesinha en varias ciudades de Portugal, pero es en Oporto donde la encontrarás en cada uno de sus rincones.

4. Polvo á lagareiro. Esta forma de comer el pulpo a la brasa con aceite es un manjar, es muy típico en zonas de interior pero también en zonas de costa. Mi favorito es sin duda es el “O rei da Picanha” en Figueira da Foz.

Polvo á lagareiro com batatas ao murro.

5. Churrasco. Influencia de Brasil, los Portugueses adoran comer churrasco y en concreto la maravillosa picanha. En todas las ciudades hay churrasquerías increíbles (“Churrasqueria paraiso”, en Oporto; “O rei da Picanha”, en Figueira da Foz, “Churrasqueira TGB”, en Monção; “Prazeres da carne”, en Coimbra y un larguísimo etc).

Picanha acompañada del típico arroz y feijões.

6. Leitão. Lechón al horno típico en zonas de interior. “Rui dos Leitões”, en Coimbra, es sin duda mi favorito.

Leitão ao forno. Una delicia para los amantes de la carne.

7. Marisco. Como tal zona de costa, los portugueses también saben apreciar el buen marisco. Su especialidad son las almejas, los “búzios” y los caracoles.

8. Cocido á Portuguesa. Muy similar al nuestro, pero con arroz en lugar de garbanzos.

Es muy frecuente encontrar cocido como plato del día en tascas.

9. Caldeirada de peixe, arroz de marisco o massada. Son distintas formas de hacer un plato contundente. Se trata de arroz o pasta caldoso con pescado y marisco. Una delícia. En la zona de Vila Nova de Gaia hay muchos restaurantes que lo preparan genial. Prueba la versión arroz de polvo de “Arimar” (Nazaré).

10. Sopas. Caldo verde, sopa de legumes… Los portugueses no conciben empezar una comida sin una sopa o puré para comenzar. En las famosas cantinas o restaurantes cerca de las universidades sirven menús con sopa, plato, postre y bebida a precios insólitos (a mi me encanta el “café Almada”, en Oporto, ya que a pesar de sus precios low cost me parece de una grandísima calidad). Si haces un viaje low cost deberías hacer una visita (eso sí, recuerda el horario portugués y no vayas después de la 13h o no quedará nada).

Menú del día tipico de un restaurante portugués con su sopa, pescado y mousse de chocolate.

11. Take away. La comida rápida en portugal no tiene nada que envidiar a las hamburguesas o los kebabs y resulta bastante más saludable. Es muy frecuente ver en cualquier cafetería un mostrador con algún dulce, “lanche” o brioche relleno de jamón y queso, o sino siempre puedes pedir una “tosta mixta” o uma “sandes”. Esto son pequeños sándwiches o bocadillos para matar el gusanillo. Prueba también las famosas “bifanas“, o pequeños bocadillos de carne de cerdo. OJO. No te pierdas una visita a Casa Guedes en Oporto y prueba sus fantásticos “sandes de pernil com queijo da serra”. Un clásico.

12. Dulces. Y es que la pastelería portuguesa no tiene fama por nada. Pasteis de nata (Oporto), pastéis de Belem (Lisboa), bolas de Berlim (en todas las playas te las venderán), Tripas de Aveiro, bolachas americanas, croissants de brioche… Hay dulces de todas las formas y colores.

No olvides dejar un like en el post, un comentario y/o suscribirte al blog si te ha gustado la información. Nos vemos por el mundo! 🙂